Peculado. Nulidad. Sentencia no profundiza análisis de estructura típica de la imputación
15 julio, 2020
Cohecho. Suspensión de ejecución de la pena infundada.
17 julio, 2020

Robo agravado. Cambio de versión de condenado no enerva la presunción de inocencia.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

PRIMERA SALA PENAL TRANSITORIA
RECURSO DE NULIDAD N.° 665-2017
ANCASH

INSUFICIENCIA PROBATORIA

Sumilla. No puede enervarse la presunción de inocencia, en tanto no exista material probatorio suficiente e inequívoco que autorice a tener objetivamente acreditada la responsabilidad penal que se incrimine.

Lima, quince de mayo de dos mil dieciocho

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por el fiscal superior (fojas 1130), contra la sentencia dictada por Sala Penal Liquidadora Permanente de Huaraz, del catorce de noviembre de dos mi dieciséis (folios 1127 a 1142), que absolvió a Anderson Rafael Malpartida Amancio, en calidad de autor, por el delito contra el patrimonio, en la modalidad de robo agravado, en perjuicio de Emerson Gomero Neyra Cuevas, Sixto Ramos Saavedra, Alejandrino Neyra Sánchez, Roberto Cabrera Araujo y Edinson Willar Neyra Cuevas, y por el delito de daños agravados en agravio de la empresa de transportes y multiservicios Chilala SAC.

Intervino como ponente el señor juez supremo CHAVES ZAPATER.

CONSIDERANDO

§. EXPRESIÓN DE AGRAVIOS

PRIMERO. La fiscal superior, en su recurso de nulidad (fojas 1150) adujo que:

1.1 La Sala Penal no han valorado todas las pruebas actuadas durante el proceso penal, existiendo medios probatorios que vinculan al acusado como autor del delito de daños agravados.

1.2 No se tomado en consideración las declaraciones de sus cosentenciados Rómulo Diestra Trujillo y Jaime Mezarina Retuerto, quienes refieren que el acusado Anderson Rafael Malpartida Amancio, participó en los hechos imputados.

1.3 No se ha cumplido con un examen global de las pruebas que obran en autos.

1.4 Se ha infringido el debido proceso, por cuanto la resolución no se encuentra debidamente motivada.

§. IMPUTACIÓN FÁCTICA

SEGUNDO. Conforme a la acusación fiscal que corre a fojas setecientos cincuenta y uno, el dieciocho de julio de dos mil once a las veinte horas con treinta minutos cuando el agraviado Roberto Cabrera Araujo, se dirigía a cuidar la madera de su propiedad, a la altura del barrio de Vista Florida, fue interceptado por dos sujetos entre ellos Anderson Rafael Malpartida Amancio, quienes lo condujeron hacia un camión que se encontraba en una chacra, donde procedieron a atarlo de pies y manos, agrediéndolo en varias partes del cuerpo, mientras mencionaban “que les paguen, que deben a la gente”, a la vez que le sustrajeron su teléfono celular, mil soles y su DNI.

El mismo día y hora el agraviado Sixto Ramos Saavedra, quien laboraba como guardián fue interceptado por Jaime Mezarina Retuerto y otros sujetos, quienes le arrebataron su reloj, su teléfono celular y mil soles, para luego atarlo también con una soga y trasladarlo donde habían dejado al primer agraviado Roberto Cabrera Araujo, indicándoles “que no se cierren, porque los van a matar a balazos

El dieciocho de junio de dos mil once, a las veintiún horas, el agraviado Alejandrino Neyra Sánchez, se encontraba en el barrio Vista Florida, Pomabamba, cargando madera en su camión, con placa de rodaje H1L 883, cuando fue víctima de agresión física de un grupo aproximado de quince personas, quienes lo lesionaron tanto a él como a sus hijos, Edison Willar y Emerson Gomero Neyra Cueva, causándole daños a su camión, al que le rompieron los pitones de las llantas delanteras y traseras.

§. FUNDAMENTOS DEL SUPREMO TRIBUNAL

TERCERO. El fiscal superior despachó acusación (fojas 751), contra Pio Máximo Malpartida Amancio, Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo, Jaime Mezarina Retuerto y Anderson Rafael Malpartida Amancio, en calidad de autores, por el delito contra el patrimonio, en la modalidad de robo agravado, en perjuicio de Emerson Gomero Neyra Cuevas, Sixto Ramos Saavedra, Alejandrino Neyra Sánchez, Roberto Cabrera Araujo y Edinson Willar Neyra Cuevas y por el delito de daños agravados en perjuicio de la empresa de transportes y multiservicios Chilala SAC; contra Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo, como autor del delito contra la seguridad pública, fabricación y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones en agravio del Estado, habiendo la Sala Superior accedido, resolviendo de conformidad con lo opinado por el Ministerio Público, tal como puede verse del auto de enjuiciamiento del folio 764. La Sala Penal Liquidadora Permanente, pronunció sentencia con fecha diecisiete de octubre de dos mil trece (fojas 1000) absolviendo a Pio Máximo Malpartida Amancio, Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo y Jaime Mezarina Retuerto por el delito de robo agravado en perjuicio de Emerson Gomero Neyra Cuevas, Sixto Ramos Saavedra, Alejandrino Neyra Sánchez, Roberto Cabrera Araujo y Edinson Willar Neyra Cuevas y condenó a Pio Máximo Malpartida Amancio, Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo y Jaime Mezarina Retuerto, por el delito de daños agravados, en agravio de la empresa de transportes y multiservicios Chilala SAC; condenó a Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo, como autor del delito de fabricación y tenencia ilegal de armas de fuego y municiones en agravio del Estado; imponiéndoles cuatro años de pena privativa de libertad cuya ejecución se suspendió condicionalmente en el plazo de tres años, y lo obligó al pago de seiscientos soles por concepto de reparación civil, que deberán abonar los sentenciados en forma solidaria a favor de la empresa de transporte y multiservicios Chilala SAC, y doscientos soles, que deberá pagar el sentenciado Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo a favor del Estado; resolución que fue impugnada por los sentenciados, respecto de la que la Corte Suprema, declaro no haber nulidad.

CUARTO. Para efectos de imponer una sentencia condenatoria, es preciso que el juzgador llegue a la certeza de la responsabilidad penal del acusado, la misma que debe estar sustentada en suficientes elementos de prueba, para revertir la inicial presunción de inocencia, garantía consagrada en el artículo segundo, inciso vigésimo cuarto, párrafo e, de la Constitución Política del Estado.

QUINTO. El señor representante del Ministerio Público, señaló en sus agravios que no se tomó en cuenta que en la acusación fiscal se llegó a la conclusión que el acusado Anderson Rafael Malpartida Amancio, es autor del delito imputado conforme a la sindicación del agraviado Roberto Cabrera Araujo, quien lo reconoció como uno de los sujetos que participó en los hechos imputados; que no se tuvieron en cuenta las declaraciones de los sentenciados Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo y Jaime Mezarina Retuerto, quienes refirieron conocer al acusado el mismo que estuvo presente el día y en lugar de los hechos investigados, habiendo cumplido tales declaraciones con los requisitos establecidos en el Acuerdo Plenario N.° 02-2005/CJ-116, esto es: a) ausencia de incredibilidad subjetiva; b) verosimilitud; y c) persistencia en la incriminación. Frente a los precitados argumentos, debe determinarse con precisión que:

5.1. Se advierte que el agraviado Roberto Cabrera Araujo, durante la investigación prejurisdiccional (folio 28), sin presencia del representante del Ministerio Público, sostuvo que el dieciocho de julio de dos mil once, cuando se encontraba en el barrio Vista Florida, fue agredido por varios sujetos, los mismos que le amarraron los pies y las manos para luego golpearlo, solicitándoles que les pague, posteriormente a los diez minutos trajeron a su trabajador Sixto Ramos Saavedra como a Alejandrino Neyra Sánchez, en compañía de sus dos hijos, a quienes también agredieron y maniataron; agregando que de las quince personas que se encontraban en el lugar de los hechos, solo logró reconocer al sentenciado “Pio Máximo Malpartida Amancio y a la señora Rosa” a quienes les debía dinero; asimismo, señaló que le sustrajeron su celular, DNI y la suma de mil soles, no percatándose quien lo hizo porque se cubrió el rostro para que no lo golpearan. Sin embargo, en la ampliación de su manifestación preliminar, en presencia del representante del Ministerio Público (fojas 286), cambió de versión y reconoció al acusado Anderson Malpartida Amancio, mediante una fotografía de la ficha de RENIEC, que se le puso en vista, como el sujeto que lo cogió de los brazos, mientras que Malpartida Amancio lo sujetaba por el cuello, reduciéndolo con golpes para después maniatarlo y sustraerle sus pertenencias, versión que no genera certeza al no haber sido ratificada por el agraviado durante el proceso, el mismo que no acudió. a las citaciones ordenadas en sede judicial.

5.2. Si bien el sentenciado Rómulo Rodolfo Diestra Trujillo, durante la investigación prejurisdiccional (folio 19), sostuvo que el dieciocho de julio de dos mil once, recibió una llamada del acusado Anderson Malpartida Amancio, quien era dirigente sindical de construcción civil, a fin de que se acercara al barrio Vista de Florida Alta, y al llegar al lugar observó que el agraviado Roberto Cabrera Araujo, era agredido por varias personas, siendo el acusado la persona que dirigía y daba las órdenes para que maltraten físicamente a los agraviados y fue la persona que le entregó el arma de fuego, que le incautó la policía; sin embargo, cuando declaró en la etapa instruccional (fojas 76 y 95), cambió de versión, no haciendo referencia a que el acusado hubiera sido la persona que ordenaba los maltratos a los agraviados, versión que no mantuvo, pues la volvió a cambiar en el juicio oral (fojas 852), donde refirió que se encontró con el acusado en el parque la Estrellita y le comentó que había un grupo de personas le pidieron apoyo para realizar una cobranza; que en el trayecto, el acusado se encontró un arma y le pidió que se la llevara a su casa y se la entregará a su sobrino.

5.3 Con respecto al sentenciado Jaime Mezarina Retuerto, durante la investigación preliminar (fojas 24) sostuvo que el día en que tuvieron lugar estos hechos, el sentenciado Pio Máximo Malpartida Amancio, solicito sus servicios de taxi, hacia el barrio de Vista Florida, abordando su automóvil las personas conocidas como Rosa y su esposo Ishico, quienes se bajaron en el parque La Estrellita para luego subir conjuntamente con él, hacia la parte alta de Vista Florida, donde se encontraban otras diez personas entre hombres y mujeres, quienes agredían a los trabajadores; explicó que pudo observar que el acusado Anderson Rafael Malpartida Amancio, Pio Máximo Malpartida Amancio y la señora conocida como Rosa, agredían a los agraviados quienes estaban amarrados. Sin embargo, en su instructiva de fojas 90, no se ratificó en ese señalamiento contra el acusado Anderson Rafael Malpartida Amancio, y agregó que la policía le indicó que culpe a los dos hermanos Malpartida; en el plenario, el sentenciado varió nuevamente su versión, señalando al acusado como la persona que participó en los hechos imputados.

5.4 Los agraviados Emerson Gomero Neyra Cuevas, Sixto Ramos Saavedra, Alejandrino Neyra Sánchez y Edinson Willar Neyra Cuevas, no señalaron ni reconocieron al acusado Anderson Malpartida Amancio, como uno de los sujetos que hubiera participado en los hechos imputados.

SEXTO. La declaración prestada por el agraviado Roberto Cabrera Araujo, no cumple con los criterios establecidos en el Acuerdo Plenario N.° 02-20085/CJ-116, al no encontrarse corroborada su versión con otros indicios periféricos de carácter objetivo, que la doten de aptitud probatoria, por lo tanto, no ha quedado acreditada la responsabilidad penal del acusado Anderson Rafael Malpartida Amancio, quien de manera uniforme y coherente ha negado haber participado en los hechos por los que se le acusa y si bien es verdad existe la sindicación de los sentenciados Rómulo Rodolfo Diestra Trujilo y Jaime Mezarina Retuerto, también lo es que estos han variado sus declaraciones respecto a la participación del acusado en los hechos sometidos a juzgamiento, por lo que sus dichos no causan convicción.

SÉTIMO. De acuerdo a lo considerado, no son amparables los cuestionamientos formulados por el representante del Ministerio Público, al no existir suficientes elementos de prueba que justifiquen un fallo condenatorio, por el delito de robo agravado y daños agravados y corresponde ratificar la sentencia absolutoria impugnada, al no haberse logrado desvirtuar la presunción de inocencia del acusado.

DECISIÓN

Por estos fundamentos, declararon: NO HABER NULIDAD en la sentencia dictada por Sala Penal Liquidadora Permanente de Huaraz, del catorce de noviembre de dos mi dieciséis (folios 1127 a 1142), que absolvió a Anderson Rafael Malpartida Amancio, en calidad de autor, por el delito contra el patrimonio, en la modalidad de robo agravado, en perjuicio de Emerson Gomero Neyra Cuevas, Sixto Ramos Saavedra, Alejandrino Neyra Sánchez, Roberto Cabrera Araujo y Edinson Willar Neyra Cuevas y por el delito de daños agravados, en perjuicio de la empresa de transportes y multiservicios Chilala SAC; con lo demás que contiene; los devolvieron.

DESCARGAR RESOLUCIÓN AQUÍ:

Pin It on Pinterest