LESIONES CULPOSAS: El supuesto de prueba nueva se sustenta en el principio de trascendencia
6 diciembre, 2020
Son inaplicables los factores de determinación de la sanción en el delito de violación sexual que dejaron de ser vinculantes.
8 diciembre, 2020

ROBO: Circunstancias a valorar a los efectos de la imposición del quantum de la pena.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA
SALA PENAL PERMANENTE

RECURSO NULIDAD N.° 108 – 2020  LIMA
PONENTE: CÉSAR SAN MARTÍN CASTRO

Determinación de la pena

Sumilla. La pena impuesta en el presente caso debe tomar en cuenta: (i) la presencia de dos circunstancias agravantes específicas, (ii) la conminación legal abstracta del delito de robo con agravantes, y (iii) la falta de antecedentes del imputado, así como (iv) la entidad del injusto y de culpabilidad por el hecho. Sobre esa base, se aplican la tentativa y la responsabilidad restringida del Código Penal y el Acuerdo Plenario 5-2008/CJ-116, de suerte que la pena concreta final nunca puede ser inferior a la impuesta por el Tribunal Superior, ya de por sí desproporcionadamente baja, pero que por imperio del principio de interdicción de la reforma peyorativa no es posible elevarla se bajó en una mitad por debajo del mínimo legal.

Lima, veintisiete de julio de dos mil veinte

VISTOS: el recurso de nulidad interpuesto por el encausado MANUEL JOSÉ ANTONIO MAYORCA ASMAT contra la sentencia conformada de fojas trescientos veintisiete, de nueve de octubre de dos mil diecinueve, que lo condenó como autor del delito de robo con agravantes tentado en agravio de Sumanjus Lening Montes Quispe y Elvis Gerson Távara Goin a cuatro años de pena privativa de libertad efectiva y al pago de mil quinientos soles por concepto de reparación civil; con todo lo demás que al respecto contiene.

OÍDO el informe oral.

Ha sido ponente el señor SAN MARTÍN CASTRO.

FUNDAMENTOS

PRIMERO. Que el encausado Mayorca Asmat en su escrito de recurso formalizado de nulidad de fojas trescientos treinta y ocho, de veinticuatro de octubre de dos mil diecinueve, instó se rebaje la pena impuesta. Alegó que la pena impuesta no cumple con los fines fijados en la Constitución y el Título Preliminar del Código Penal; que los agraviados no sufrieron daño físico ni psicológico; que es agente primario y tenía dieciocho años de edad cuando cometió el delito; que, además, no se probaron los elementos fácticos del delito de robo con agravantes.

SEGUNDO. Que la sentencia de instancia, en mérito a la acusación fiscal y a la aquiescencia del imputado y su defensor, fijó como hechos del proceso que el día veintiocho de marzo de dos mil diecinueve, como a las tres horas y treinta minutos, cuando los agraviados Montes Quispe y Távara Goin caminaban por la altura de la cuadra dos de la calle Fernando Faustor –Santiago de Surco, los encausados Matienzo Lauro y Mayorca Asmat –este último de dieciocho años de edad [Ficha RENIEC de fojas ochenta y cuatro]– los interceptaron, amenazaron con arma blanca, agredieron a Távara Goin, y finalmente se apoderaron de los celulares de ambos agraviados, para luego darse a la fuga. Es el caso que como los agraviados pidieron auxilio a la policía, se pudo ubicar y capturarlos, ocasión en que los agraviados los reconocieron. Se incautó el primer celular en poder de Matienzo Lauro, mientras que por las inmediaciones del lugar de detención se halló el otro celular que había arrojado el acusado recurrente Mayorca Asmat.

Desde ya es patente que por tratarse de una conformidad procesal no se puede en vía de impugnación cuestionarse la fijación formal de los hechos, pues, conforme al principio del consenso procesal, la sentencia conformada se expidió precisamente por la posición asumida por el imputado y su defensa. Es de aplicación del principio de que nadie puede ir contra sus propios actos.

TERCERO. Que a los efectos de la determinación de la pena es de tener en cuenta, primero, que el delito de robo quedó en grado de tentativa; y, segundo, que el encausado recurrente se acogió a la conformidad procesal (Acuerdo Plenario 5-2008/CJ-116) y es sujeto de responsabilidad restringida (Acuerdo Plenario 4-2016/CIJ-116).

No es de aceptar el beneficio premial de “confesión sincera”, porque cuando en sede preliminar negó los cargos, pese a la abundante prueba de cargo [que se inicia desde el Acta de Intervención Policial de fojas trece, de veintiocho de marzo de dos mil nueve, confirmada por las actas de incautación, hallazgo y de entrega de fojas catorce, dieciocho, cincuenta y uno y cincuenta y dos].

Es claro que las circunstancias de atenuación genéricas no permiten imponer una pena por debajo del mínimo legal; y, el sistema de tercios no se aplica cuando se está ante una causal de disminución de punibilidad –entre ellas, la tentativa y la minoridad relativa de edad, que importan una pena por debajo del mínimo legal–.

CUARTO. Que, cuando se trata de una tentativa, el artículo 16 del Código Penal dispone que se disminuirá prudencialmente la pena –es obvio, por su menor contenido de injusto en relación al delito consumado, que la pena debe ser inferior a la pena abstracta prevista por el tipo penal respectivo. Igualmente, el artículo 22 del Código Penal impone la reducción prudencial de la pena –menor contenido de culpabilidad por el hecho en relación a la capacidad penal.

La pena impuesta en el presente caso debe tomar en cuenta (i) la presencia de dos circunstancias agravantes específicas (artículo 189, primer parágrafo, numerales 2 y 4), (ii) la conminación legal abstracta del delito de robo con agravantes, y (iii) la falta de antecedentes del imputado, así como (iv) la entidad del injusto y de culpabilidad por el hecho. Sobre esa base, se aplican los artículos 16 y 22 del Código Penal y el Acuerdo Plenario 5-2008/CJ-116, de suerte que la pena concreta final nunca puede ser inferior a la impuesta por el Tribunal Superior, ya de por sí desproporcionadamente baja, pero que por imperio del principio de interdicción de la reforma peyorativa no es posible elevarla –se bajó en una mitad por debajo del mínimo legal: seis años por debajo de ese límite legal.

El recurso debe desestimarse y así se declara.

DECISIÓN

Por estos motivos: I. Declararon NO HABER NULIDAD en la sentencia conformada de fojas trescientos veintisiete, de nueve de octubre de dos mil diecinueve, que condenó a MANUEL JOSÉ ANTONIO MAYORCA ASMAT como autor del delito de robo con agravantes tentado en agravio de Sumanjus Lening Montes Quispe y Elvis Gerson Távara Goin a cuatro años de pena privativa de libertad efectiva y al pago de mil quinientos soles por concepto de reparación civil; con todo lo demás que al respecto contiene.

II. DISPUSIERON se remita la causa al Tribunal Superior para que por ante el órgano jurisdiccional competente se lleve a cabo la ejecución procesal de la sentencia condenatoria. HÁGASE saber a las partes personadas en esta sede suprema.

DESCARGAR RESOLUCIÓN AQUÍ:

Pin It on Pinterest