Delito violación sexual : Prueba suficiente y reparación integral de la víctima.
20 agosto, 2022
ROBO – ABSOLUCIÓN : Necesidad de corroboraciones periféricas en las declaraciones de los coimputados.
23 agosto, 2022

ROBO – Sustitución de pena de cadena perpetua por una más benigna.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL TRANSITORIA
RECURSO DE NULIDAD N.° 677-2021
LIMA

SUSTITUCIÓN DE PENA DE CADENA PERPETUA POR UNA MÁS BENIGNA

Sumilla. La Ley N.° 30076 del 19 de agosto de 2013 introdujo un cambio en la normativa anterior respecto del último párrafo del artículo 189 del Código Penal con relación a las leyes anteriores y la posterior, la Ley N.° 30077.

La Ley N.° 30076 condiciona la aplicación de la pena atemporal de cadena perpetua no solo a la pertenencia a una organización criminal, sino que es necesaria la muerte o lesión grave de la víctima. Se exige estos dos presupuestos que deben cumplirse simultáneamente. Lo que implica que si la muerte o la lesión grave se produce fuera del marco de una organización criminal, no corresponde imponerla.

Lima, cinco de mayo de dos mil veintidós

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por la defensa técnica del sentenciado RICARDO FELIPE REDHEAD GUERRA contra el auto del quince de diciembre de dos mil veinte (936), emitida por la Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declaró IMPROCEDENTE LA SOLICITUD DE SUSTITUCIÓN DE PENA DE CADENA PERPETUA POR UNA MÁS BENIGNA, en el proceso que se le siguió por el delito contra el patrimonio en la modalidad de robo con muerte subsecuente, en perjuicio de Eduardo Víctor Guerra Perea y la empresa Sobre e Impresos Melisa S. A.

De conformidad en parte con la Fiscalía Suprema en lo Penal. Oído el informe oral de la defensa del sentenciado Redhead Guerra.

Intervino como ponente la jueza suprema SUSANA CASTAÑEDA OTSU.

CONSIDERANDO

RESOLUCIÓN DE LA SALA PENAL SUPERIOR OBJETO DEL RECURSO DE NULIDAD

PRIMERO. La defensa del sentenciado Ricardo Felipe Redhead Guerra solicitó la sustitución de la pena de cadena perpetua por una más benigna, pedido que la Sala Penal Superior declaró improcedente, con base en los siguientes argumentos:

1.1. La sentencia adquirió firmeza mediante ejecutoria suprema, que revocó el extremo de la pena de veinticinco años y, reformándola, impuso la pena de cadena perpetua. De ahí que la solicitud de la defensa del sentenciado no es admisible pues pretendió la realización de un nuevo juicio de valor e interpretación de la modalidad agravante en la que se adecuó su conducta.

1.2. La solicitud de la defensa para que la conducta se adecúe a la Ley N.° 30076, resulta ilógica y errónea, por cuanto ya fue condenado por el delito de robo con muerte subsecuente. Asimismo, no puede realizarse una recalificación e interpretación del tipo penal y su agravante, pues se trata de una sentencia consentida que constituye cosa juzgada.

AGRAVIOS QUE SUSTENTAN EL RECURSO DE NULIDAD

SEGUNDO. La defensa del sentenciado RICARDO FELIPE REDHEAD GUERRA interpuso en el recurso de nulidad contra la resolución mencionada (foja 944) y sostuvo los siguientes agravios:

2.1. La Sala Penal Superior consideró erróneamente que su patrocinado buscaba un nuevo juicio; sin embargo, su pedido consistió en la sustitución de la pena de cadena perpetua por una más benigna impuesta por el delito de robo con muerte subsecuente, con base en la norma más favorable.

2.2. Dicha Ley es la N.° 30076, que modificó el artículo 189 del Código Penal (CP), según la cual la pena de cadena perpetua se aplica cuando el sujeto activo en calidad de integrante de una organización criminal, comete un robo y como consecuencia de ello produce la muerte de la víctima o le causa lesiones graves a su integridad física o mental, lo que no ocurrió en su caso.

2.3. Su patrocinado, no fue condenado como parte de una organización criminal e incluso fue absuelto en ese extremo, por lo que la pena de cadena perpetua debe ser sustituida por una más benigna.

OPINIÓN DEL FISCAL SUPREMO EN LO PENAL

TERCERO. El fiscal supremo en lo penal opinó que se declare haber nulidad en la resolución recurrida, puesto que si bien Ricardo Felipe Redhead Guerra fue condenado a cadena perpetua por el delito de robo con muerte subsecuente (último párrafo del artículo 189 del CP, modificado por la Ley N.° 27472); sin embargo, posteriormente la Ley N.° 30076 modificó este párrafo y estableció la pena de cadena perpetua, siempre que concurran de forma copulativa el ser integrante de una organización criminal y, en tal condición, se cause la muerte de la víctima o lesiones graves.

Sostuvo que, con base en la aplicación del principio de retroactividad penal benigna, debe aplicarse la Ley N.° 30076, la cual establece una pena no menor de veinte ni mayor de treinta años de privación de libertad, por lo que debe declararse haber nulidad en el auto recurrido y, reformándolo, se declare fundada la sustitución de adecuación y sustitución de pena, y se ordene al órgano jurisdiccional que en vía de ejecución de sentencia realice una nueva determinación judicial de la pena.

FUNDAMENTOS DE ESTE SUPREMO TRIBUNAL

APLICACIÓN DE LA LEY MÁS FAVORABLE Y SUSTITUCIÓN DE PENAS

CUARTO. El principio de legalidad, previsto en el literal d del inciso 24 del artículo 2 de la Norma Fundamental tiene una doble dimensión: como principio y como derecho subjetivo del ciudadano. En la segunda dimensión garantiza a toda persona sometida a un proceso o procedimiento sancionatorio que lo prohibido se encuentre previsto en una norma previa, estricta y escrita, y también que la sanción se encuentre contemplada previamente en una norma jurídica1.

QUINTO. En nuestro ordenamiento jurídico rige, en principio, la aplicación inmediata de las normas. En el derecho penal sustantivo este principio determina que a un hecho punible se le aplique la pena vigente al momento de su comisión2. No obstante, esta proscripción de la retroactividad tiene su excepción en el principio de retroactividad de la ley penal siempre que resulte favorable al procesado.

Así lo dispone el artículo 103 de la Constitución Política, cuyo texto prescribe: “La ley, desde su entrada en vigencia, se aplica a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes y no tiene fuerza ni efectos retroactivos; salvo, en ambos supuestos, en materia penal cuando favorece al reo”3.

En conexión con este dispositivo se encuentra el inciso 11 del artículo 139 de la Constitución Política, que establece el principio de la aplicación de la ley más favorable al procesado en caso de duda o conflicto entre leyes penales.

SEXTO. El principio de retroactividad de la ley penal más benigna ha sido desarrollado por el artículo 6 del CP, que textualmente señala: “La Ley Penal aplicable es la vigente en el momento de la comisión del hecho punible. No obstante, se aplicará la más favorable al reo, en caso de conflicto en el tiempo de leyes penales. Si durante la ejecución de la sanción se dictare una ley más favorable al condenado, el juez sustituirá la sanción impuesta por la que corresponda, conforme a la nueva ley”.

SÉPTIMO. Con relación a la interpretación del artículo 6 del CP, las Salas Penales de la Corte Suprema de Justicia, en la Sentencia Plenaria N.° 2- 2005/CJ-301A, han dejado establecido que como este dispositivo consagra el instituto de la retroactividad de la ley penal más favorable, en caso de conflicto en el tiempo de leyes penales debe aplicarse la ley más favorable, incluso cuando media sentencia firme de condena, en cuyo caso en tanto la pena subsista, está pendiente o en plena ejecución, el juez sustituirá la sanción impuesta por la que corresponde, conforme a la nueva ley4.

ANÁLISIS DE LA PROCEDENCIA O IMPROCEDENCIA DE LA SOLICITUD DE SUSTITUCIÓN DE PENA

OCTAVO. Como antecedentes a la solicitud de sustitución de pena formulada por la defensa de Ricardo Felipe Redhead Guerra, cuya improcedencia motivó el presente recurso de nulidad, se precisa:

8.1. Los hechos materia de condena declarados probados por la Sala Penal Superior, consistieron en que el 22 de abril de 2005, a horas 17:50, aproximadamente, el agraviado Víctor Guerra Perea y sus compañeros de trabajo fueron a retirar diversas sumas de dinero en dólares de dos entidades crediticias para cambiarlas a moneda nacional (ascendente a trece mil soles), destinado al pago del personal de la empresa agraviada Sobres e Impresos Malisa S. A.

Es por ello que abordaron un taxi para dirigirse a la citada empresa, pero en el camino fueron interceptados bruscamente por Ricardo Redhead Guerra, quien conducía un auto blanco y obligó al conductor del taxi a detenerse. Acto seguido, apareció Juan Saavedra Borrajeros en una motocicleta y premunido de un arma de fuego intimidó a los ocupantes para que bajen del vehículo, pero el agraviado opuso resistencia al asalto, por lo que le disparó a la altura del tórax con el arma de fuego que llevaba, aprovechó para llevarse parte del dinero y huyó en la misma dirección que Redhead Guerra. El agraviado fue auxiliado por sus compañeros y llevado al hospital Rebagliati a donde llegó cadáver. Posteriormente, por acciones de Inteligencia, se detuvo a los sentenciados.

8.2. Mediante sentencia del 21 de diciembre de 2006, emitida por la Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, condenó5 a Ricardo Felipe Redhead Guerra, como autor del delito contra el patrimonio en la modalidad de robo con muerte subsecuente y le impusieron veinticinco años de pena privativa de libertad.

8.3. La sentencia fue objeto de recurso de nulidad por: i) El fiscal superior, quien cuestionó el quantum de la pena impuesta a ambos sentenciados. ii) Por Ricardo Felipe Redhead Guerra y Juan Saavedra Borrajeros, quienes impugnaron la condena dictada en su contra.

8.4. La Sala Penal Peramente, mediante la ejecutoria suprema del 20 de septiembre de 2007 (Recurso de Nulidad N.° 1258-2007/Lima), resolvió no haber nulidad en la condena y haber nulidad en la pena impuesta de veinticinco años y, reformándola, les impusieron la pena de cadena perpetua.

8.5. Encontrándose en ejecución la pena de cadena perpetua, la defensa de Redhead Guerra solicitó la sustitución de esta pena por una más benigna.

NOVENO. Como se trata de una solicitud de sustitución de pena, se analizarán las modificaciones e interpretaciones del último párrafo del artículo 189 del CP que fueron aplicadas en la sentencia condenatoria:

9.1. Como se anotó, Redhead Guerra fue condenado como autor del delito de robo con muerte subsecuente, con base en el último párrafo del artículo 189 del CP, modificado por la Ley N.° 27472 del 5 de junio de 20016, vigente a la fecha de los hechos (22 de abril de 2005). El texto literal del mencionado dispositivo es el siguiente:

La pena será de cadena perpetua cuando el agente actúe en calidad de integrante de una organización delictiva o banda, o si como consecuencia del hecho se produce la muerte de la víctima o se le causa lesiones graves a su integridad física o mental (subrayado nuestro).

De su redacción se advierte que su aplicación opera alternativamente. Se precisa que se cometa el delito de robo en cualquiera de los tres supuestos para que se aplique la pena de cadena perpetua: i) El agente actúe en calidad de integrante de una organización delictiva o banda. ii) O si como consecuencia del robo se produce la muerte de la víctima. iii) O se le causa lesiones graves a su integridad física o mental7.

9.2. La Ley N.° 30076 del 19 de agosto de 2013, introdujo un cambio en la normativa anterior, puesto que de su redacción fluye el siguiente texto:

La pena será de cadena perpetua cuando el agente en calidad de integrante de una organización criminal, como consecuencia del hecho, produce la muerte de la víctima o le causa lesiones graves a su integridad fisca o mental.

Se advierte que conforme con este texto legal se condiciona la aplicación de la cadena perpetua no solo a la pertenencia a una organización criminal, sino que es necesaria la muerte o lesión grave de la víctima. Se exigen estos dos presupuestos que deben cumplirse simultáneamente. Lo que implica que si la muerte o la lesión grave se producen fuera del marco de una organización criminal, no corresponde imponer la pena atemporal de cadena perpetua.

9.3. En este iter legislativo, finalmente, el último párrafo del artículo 189 del CP fue modificado nuevamente por la Ley N.° 30077 el 20 de agosto de 2013, que entró en vigencia el 1 de julio de 2014, por la cual se vuelve al texto de la Ley N.° 27472:

La pena será de cadena perpetua cuando el agente actúe en calidad de integrante de una organización criminal, o si, como consecuencia del hecho, se produce la muerte de la víctima o se le causa lesiones graves a su integridad física o mental8 (subrayado nuestro).

DÉCIMO. Las sucesivas reformas del párrafo final del artículo 189 del CP, han merecido pronunciamiento por parte de las Salas Penales de la Corte Suprema. Al respecto, la Sala Penal Transitoria en la ejecutoria suprema del 23 de marzo de 2016 (Recurso de Nulidad N.° 2608-2014/Lima) estableció la siguiente línea interpretativa:

En virtud de una interpretación correctora –en oposición a una literal–, que no atribuye a un texto normativo el significado literal más inmediato sino uno distinto, haciendo uso de un análisis histórico y lógico, en tanto lo contrario produciría resultados ilógicos, injustos, incoherentes o quedarían supuestos privados de regulación: corresponde declarar que la Ley N.° 30077 es una ley correctiva en relación con la Ley N.° 30076; por tanto, los agravios expuestos por el recurrente deben ser rechazados.

Este criterio fue reiterado por la misma Sala en la ejecutoria suprema del 2 de mayo de 2016 (Recurso de Nulidad N.° 2727-2014/Lima), en la que señaló que la Ley N.º 30007 no puede considerarse técnicamente una nueva ley desde la perspectiva lógica y el enfoque histórico, pues no cambió la perspectiva punitiva de la agravante de tercer grado del artículo 189 del CP.

DECIMOPRIMERO. Posteriormente, la Sala Penal Permanente en la ejecutoria suprema del 6 de marzo de 2018 (Recurso de Nulidad N.° 1221-2017/Lima), sostuvo que en efecto la Ley N.° 30076 fue modificada por la Ley N.° 30077, de 20 de agosto de 2013, la cual entró en vigencia recién el 1 de julio de 2014, para volver al texto anterior. Agregó que la diferencia entre los textos legales en comparación es patente. En la primera redacción la circunstancia agravante de tercer grado es de carácter alternativa: funciona cuando el agente integra una organización delictiva o cuando el agente produce la muerte o lesiones graves a la víctima. En la segunda redacción, en cambio, esta circunstancia no contiene una fórmula alternativa sino copulativa: el agente ha de ser integrante de una organización delictiva y, en tal condición y como consecuencia de su conducta, produce la muerte o lesiones graves a la víctima. En consecuencia, debe ampararse la solicitud de sustitución de pena por razones de la presencia de una modificación legal en el tiempo. Así, ante la nueva norma, intermedia, debe sustituirse la pena impuesta.

DECIMOSEGUNDO. Esta posición se mantuvo en la ejecutoria suprema del 28 de agosto de 2019 (Recurso de Nulidad N.° 163-2019/Lima), al analizar el texto de la Ley N.° 27472 en relación a la Ley N.° 30076, en que se sostuvo lo siguiente: “La diferencia entre ambas normas legales es más que evidente. En la Ley número 27472, la circunstancia agravante de tercer grado es de carácter alternativo y se configurará cuando el agente integra una organización delictiva o cuando el sujeto activo produce la muerte o lesiones graves a la víctima; no obstante, en la Ley 30077, esta circunstancia no es alternativa, sino copulativa, esto es, cuando el agente es parte de una organización criminal y, en su condición de integrante, despliega una determinada acción delictiva, produciendo la muerte o lesiones graves a la víctima”9.

Este criterio fue reiterado en la ejecutoria suprema del 1 de junio de 2021 (Recurso de Nulidad N.° 861-2020/Lima).

DECIMOTERCERO. Esta Sala Penal Transitoria en mayoría compartió la interpretación establecida en los tres recursos de nulidad mencionados. En efecto, en la ejecutoria suprema del 10 de agosto de 2021 (Recurso de Nulidad N.º 863-2020), en el cual se estableció que la Ley N.° 30076, es la ley penal intermedia aplicable al caso que nos ocupa, por ser la más benigna. De una interpretación literal fluye que se establece la circunstancia agravante de tercer grado de carácter conjuntivo: para la imposición de la cadena perpetua el sujeto activo debe integrar una organización delictiva y, como integrante de la misma, con su accionar haber ocasionado la muerte o lesiones graves a la víctima10.

Esta línea de interpretación se mantuvo también en mayoría por esta Sala Penal Transitoria en las ejecutorias supremas del 7 de septiembre de 2021 y la del 24 de febrero de 2022, recaídas en los recursos de nulidad números 583- 2019 y 926-202111.

DECIMOCUARTO. Ahora bien, en el presente caso reiteramos la posición asumida, conforme con los hechos probados el robo con muerte subsecuente se realizó con el concurso de dos personas (el sentenciado recurrente Redhead Guerra y su cosentenciado Juan Saavedra Borrajeros), a mano armada y sobre vehículo automotor, sin que se haya establecido que su accionar se dio en el contexto de pertenencia a una organización criminal, lo que excluye la circunstancia agravante de tercer grado si a consecuencia del robo se ocasione la muerte o lesiones graves a la víctima12.

DECIMOQUINTO. En atención a lo anotado, la conducta de Redhead Guerra se subsume en el numeral 1 del segundo párrafo del artículo 189 del CP, modificado por la Ley N.° 30076, que sanciona al agente con una pena no menor de veinte ni mayor de treinta años, pues se tiene en cuenta el resultado lesivo producto del accionar delictivo, consistente en la muerte de Eduardo Víctor Guerra Perea, por disparo con arma de fuego.

Es pertinente anotar que en la Ley N.° 30076, no se ha previsto la circunstancia agravante de tercer grado —si a consecuencia del robo se ocasione la muerte o lesiones graves a la víctima—, por lo que en el caso de Redhead Guerra la pena a sustituir será de treinta años de pena privativa de libertad, que es el máximo de la sanción que contempla el numeral 1 del artículo 189 del segundo párrafo del CP, modificado por esta ley, ya que el resultado fue la muerte de Eduardo Víctor Guerra Perea a consecuencia de un disparo con arma de fuego.

Por las razones expuestas, este Supremo Tribunal no comparte los criterios por los cuales la Sala Penal Superior resolvió declarar improcedente la solicitud de sustitución de penal.

DECIMOSEXTO. Finalmente, el sentenciado Redhead Guerra cumple condena desde el 25 de agosto de 2005 (según se indica en la parte resolutiva de la sentencia de primera instancia). En ese sentido, efectuado el cómputo de la pena fijada en treinta años de privación de libertad, vencerá el 24 de agosto de 2035.

Sobre el particular, el juez supremo Víctor Prado Saldarriaga emite un voto singular, que se adjunta a la presente ejecutoria suprema.

DECISIÓN

Por estos fundamentos, los jueces y las juezas integrantes de la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República, ACORDARON:

I. Por mayoría, HABER NULIDAD en el auto del quince de diciembre de dos mil veinte, emitido por la Segunda Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte Superior de Justicia de Lima, que declaró IMPROCEDENTE LA SOLICITUD DE SUSTITUCIÓN DE PENA FORMULADA por la defensa del sentenciado RICARDO FELIPE REDHEAD GUERRA DE CADENA PERPETUA POR UNA MÁS BENIGNA, que le fue impuesta en la ejecutoria suprema del veinte de septiembre de dos mil siete, emitida por la Sala Penal Permanente (Recurso de Nulidad N.° 1258- 2007/Lima). REFORMÁNDOLA, DECLARARON FUNDADA la sustitución de pena atemporal de cadena perpetua por la pena privativa de libertad de treinta años, que computada desde el veinticinco de agosto de dos mil cinco, vencerá el veinticuatro de agosto de dos mil treinta y cinco, en el proceso penal que se le siguió por el delito de robo con muerte subsecuente, en perjuicio de Eduardo Víctor Guerra Perea y la empresa Sobres e Impresos Melisa S. A.

II. DISPONER cursar las comunicaciones a las dependencias que corresponda, por Secretaría, bajo responsabilidad.

III. Se devuelvan los actuados a la corte superior de origen y se haga saber a las partes apersonadas a esta sala suprema.

Intervino el magistrado supremo Núñez Julca por licencia del juez supremo Brousset Salas


1 Las STC números 02758-2004-HC/TC y 2723-2018-PHC/TC.
2 STC N.° 1300-2002-HC/TC.
3 El principio de retroactividad benigna propugna la aplicación de una norma jurídica penal posterior a la comisión del hecho delictivo a condición de que dicha norma contenga disposiciones más favorables al reo. Constituye una excepción al principio de irretroactividad de la aplicación de la ley y se sustenta en razones político-criminales, en la medida en que el Estado no tiene interés (o no en la misma intensidad) en sancionar un comportamiento que ya no constituye (o cuya pena ha sido disminuida) y, primordialmente, en virtud del principio de humanidad de las penas, el que se fundamenta en la dignidad de la persona humana (STC N.° 09810-2006-PHC/TC).
4 Del 30 de septiembre de 2005. Asunto: sustitución de penas por retroactividad benigna. La aplicación de la Ley Penal N.° 28002. De modo correcto se afirma que se trata en este caso, según doctrina unánime, de una excepción a la prohibición de revivir procesos fenecidos, a la cosa juzgada.
5 También condenó a Juan Saavedra Borrajeros, como autor del delito contra el patrimonio en la modalidad de robo con muerte subsecuente y le impusieron veinticinco años de privación de libertad.
6 Ley que deroga los decretos legislativos números 896 y 897 que elevan las penas y restringen los derechos procesales en los casos de delitos agravados.
7 Posteriormente, la Ley N.° 29407, publicada el 18 de septiembre de 2009, modificó el primer párrafo del artículo 189 del CP. En cuanto al último párrafo, continuó con la misma redacción: “La pena será de cadena perpetua cuando el agente actúe en calidad de integrante de una organización delictiva o banda, o si, como consecuencia del hecho, se produce la muerte de la víctima o se le causa lesiones graves a su integridad física o mental”.
8 Párrafo modificado por la Primera Disposición Complementaria Modificatoria de la Ley N.º 30077.
9 En este caso, se concluyó que la conducta del sentenciado no estaría regulada en la agravante de tercer grado, dado que si bien el sentenciado participó en el delito de robo agravado, como integrante de una organización delictiva, conforme con la sentencia impugnada, no se acreditó que produjo la muerte o lesionó gravemente a ninguna de sus víctimas. La pena de cadena perpetua fue sustituida por pena privativa de libertad de veinte años.
10 Jueza suprema ponente Castañeda Otsu.
11 Juezas supremas ponentes Pacheco Huancas y Castañeda Otsu, respectivamente.
12 Por el contrario, conforme con la acusación fiscal, solo se formalizó acusación por el delito de robo con muerte subsecuente por el cual fue sentenciado.

DESCARGAR RESOLUCIÓN AQUÍ:

Pin It on Pinterest