Delito de violación sexual -Jurisprudencia vinculante- Actuación de la prueba de ADN en los casos de embarazo de la víctima.
7 septiembre, 2022
ROBO : Nulidad de sentencia : Indebida valoración la prueba necesaria – Determinación de la pena.
9 septiembre, 2022

ROBO : Absolución – Declaración de testigo con móviles de animadversión y insuficiencia probatoria.

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA

SALA PENAL TRANSITORIA
RECURSO DE NULIDAD N.° 512-2022
LIMA NORTE

Insuficiencia probatoria

Sumilla. La insuficiencia probatoria es manifiesta pues no existe dato periférico que revele la participación dolosa del procesado en los hechos materia de acusación; por lo que se impone la necesidad de absolverlo por falta de pruebas.

Lima, seis de septiembre de dos mil veintidós

VISTO: el recurso de nulidad interpuesto por la defensa técnica del procesado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS contra la sentencia condenatoria del 7 de enero de 20221. La cual condenó como coautor del delito contra el patrimonio-robo con agravantes en agravio de Liliana Violeta Montero Coronel. Como a tal se le impuso 10 años de pena privativa de libertad. Asimismo, fijaron la suma de 5000,00 soles por concepto de reparación civil, que deberá abonar el sentenciado solidariamente a favor de la agraviada; con lo demás que contiene.

Intervino como ponente el juez supremo Prado Saldarriaga.

CONSIDERANDO

I. MARCO LEGAL DE PRONUNCIAMIENTO

Primero. El recurso de nulidad está regulado en el artículo 292 del Código de Procedimientos Penales (en adelante CPP) y constituye el medio de impugnación de mayor jerarquía entre los recursos ordinarios del ordenamiento procesal peruano2. Está sometido a motivos específicos y no tiene (salvo las excepciones de los artículos 330 y 331) efectos suspensivos, de conformidad con el artículo 293 del mismo texto procesal. El ámbito de análisis de este tipo de recurso permite la revisión total o parcial de la causa sometida a conocimiento de la Corte Suprema, tal y como lo regula el contenido del artículo 298 del CPP.

Segundo. El juez no es testigo directo de los hechos. Solo a través de la prueba válidamente actuada puede tomar conocimiento de lo sucedido y generarse convicción sobre la responsabilidad penal del procesado, la que debe ser construida por una actuación probatoria suficiente, sin la cual no es posible revertir la inicial presunción de inocencia que favorece a todo ciudadano, conforme con la garantía prevista por el parágrafo e del inciso 24 del artículo 2 de la Constitución Política del Estado.

II. HECHOS IMPUTADOS

Tercero. Según la acusación fiscal3 el acusado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS y otros durante la mañana del 23 de enero de 1997 ingresaron a la tienda ubicada en el lote 4 de la manzana N de la urbanización Virgen del Rosario en San Martín de Porres, de propiedad de Liliana Violeta Montero Coronel. El imputado y sus coprocesados simularon ser clientes de la tienda para reducir a la agraviada al interior del baño, a quien le apuntaron con un arma de fuego. Acto seguido, sustrajeron artefactos eléctricos y enseres valorizados en 4700,00 soles y los trasladaron en el vehículo de placa de rodaje N.º AF-6075 conducido por Félix Zapata Cahua, quien condujo hasta el paradero N.º 6 del Ermitaño en Indepedencia, en ese lugar se repartieron el botín. Posteriormente, se intervino la vivienda de Moisés Apaza Tapia donde se hallaron parte de los artefactos robados y se capturó a José Gabriel Aramburú Casimiro y Rubén Bailetti Mariaca Oyola.

III. RECURSO DE NULIDAD

Cuarto. La defensa técnica del procesado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS en su recurso de nulidad4 solicita que se absuelva a su patrocinado porque se ha realizado una errónea valoración probatoria. Al respecto, sostiene lo siguiente:

4.1. Es un error asumir que su patrocinado Gerardo Alcántara Vargas conoce a sus demás coprocesados solo porque vivieron en la misma zona del distrito de Independencia.

4.2. No se valoraron en su real dimensión las declaraciones de los coprocesados de su defendido, quienes negaron conocerlo. Máxime si este negó en todo momento haber tenido algún tipo de participación delictiva en los hechos.

4.3. Tampoco se tomaron en cuenta las declaraciones de las testigos Consuelo Alcántara Vargas y Sonia Huamán Velarde quienes negaron que su defendido sea conocido como Chocherita o Figurita. Además, informaron que entre Jhony Alberto Inga Malpartida y su patrocinado existió un conflicto un mes antes de que ocurrieron los hechos imputados, situación que desacreditaría la sindicación realizada por el sentenciado conformado Jhony Alberto Inga Malpartida.

4.4. Finalmente, señala que el Ad quem omitió valorar la versión dada por la agraviada quien en ningún momento sindicó a su patrocinado como partícipe en los hechos imputados, tampoco lo pudo identificar en la diligencia de reconocimiento donde solo identificó a Jhony Alberto Inga Malpartida, José Gabriel Aramburú Casimiro y Rubén Bailetti Mariaca Oyola, y a otro sujeto con características distintas a las de su defendido.

IV. ANÁLISIS

Quinto. El sentido impugnativo planteado por la defensa técnica del procesado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS radica en cuestionar la condena que se le impuso. En consecuencia, este Tribunal Supremo verificará la validez y legalidad de la resolución impugnada.

Sexto. Al respecto, se observa que el Tribunal Superior dio por probados los hechos imputados sobre la base de la declaración del sentenciado conformado Jhony Alberto Inga Malpartida quien vinculó al imputado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS como partícipe en los hechos delictivos y la versión brindada por Félix Rodolfo Zapata Cahua, quien adujo que en los hechos tuvo participación el tal Chocherita o Figurita, relato refrendado por Rubén Bailetti Mariaca Oyola, apodos con los que GERARDO ALCÁNTARA VARGAS fue identificado por Jhony Alberto Inga Malpartida.

Séptimo. Frente a dicho razonamiento probatorio este Supremo Tribunal aprecia que en el acta de reconocimiento5 la agraviada Liliana Violeta Montero Coronel solo reconoció a José Gabriel Aramburú Casimiro, Jhonny Alberto Inga Malpartida y Rubén Bailetti Mariaca Oyola como los sujetos que ingresaron a su tienda y la redujeron para sustraer los artefactos eléctricos valorizados en 4700,00 soles, pese a que Jhonny Alberto Inga Malpartida reveló que la participación de GERARDO ALCÁNTARA VARGAS consistió en reducir a la agraviada al interior del baño.

Octavo. Ahora bien, en cuanto a lo declarado por Rubén Bailetti Mariaca Oyola y José Gabriel Aramburú Casimiro quienes afirmaron que en los hechos participó el conocido como Chocherita sin revelar su identidad, se observa que al presentarse al juicio oral6 negaron que al imputado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS lo conozcan como Chocherita o que haya tenido participación en los hechos. Por el contrario, se observa que las características físicas brindadas para identificar al sujeto conocido como Chocherita difieren entre sí porque fue reconocido como una persona de contextura delgada y cabello lacio y también como un sujeto de contextura gruesa y cabello lacio.

Noveno. Asimismo, cabe anotar que la defensa técnica del imputado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS sometió al contradictorio las declaraciones de las testigos Consuelo María Alcántara Vargas y July Huamán Valverde para probar que existió una pelea entre Jhonny Alberto Inga Malpartida y su defendido antes de que ocurrieran los hechos imputados y que dicho problema motivó que en venganza lo implicara como partícipe en el ilícito imputado. Aunado a todo ello, se advierte que solo Jhonny Alberto Inga Malpartida brinda un testimonio incriminador contra GERARDO ALCÁNTARA VARGAS, el cual carece de respaldo probatorio para acreditar su fiabilidad. Por el contrario, los medios de prueba actuados en el juicio oral evidencian un sentido exculpatorio a favor del acusado ALCÁNTARA VARGAS. En ese sentido, ante la insuficiencia de pruebas de cargo que demuestren la responsabilidad del procesado GERARDO ALCÁNTARA VARGAS, cabe optar por la absolución, al no haberse logrado enervar la presunción de inocencia que nuestra Constitución Política y el Estado reconocen a todo justiciable; por consiguiente, corresponde aplicar lo dispuesto en el primer párrafo del artículo 301 del CPP.

DECISIÓN

Por los fundamentos expresados, los jueces y juezas de la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema declararon: HABER NULIDAD en la sentencia condenatoria del 7 de enero de 2022. La cual condenó a GERARDO ALCÁNTARA VARGAS como coautor del delito contra el patrimonio-robo con agravantes en perjuicio de Liliana Violeta Montero Coronel. Como a tal se le impuso 10 años de pena privativa de libertad. Asimismo, fijaron la suma de 5000,00 soles por concepto de reparación civil que deberá abonar el sentenciado solidariamente a favor de la agraviada; REFORMANDOLA, ABSOLVIERON al recurrente GERARDO ALCÁNTARA VARGAS por insuficiencia probatoria de la acusación fiscal formulada en su contra por la comisión del delito de robo con agravantes en perjuicio de Liliana Violeta Montero Coronel y ORDENARON levantar las órdenes de captura. DISPUSIERON la anulación de los antecedentes penales, policiales y judiciales de Gerardo Alcántara Vargas, generados como consecuencia de la tramitación de la presente causa, y posteriormente se archive definitivamente el proceso y se haga saber.

Intervino el magistrado Coaguila Chávez por impedimento de la jueza suprema Pacheco Huancas.


1 Véase a folio 874.
2 Cfr. MIXAN MASS, Florencio, en SAN MARTÍN CASTRO, César Eugenio. Derecho procesal penal. Lima: Grijley, 2014, p. 892.
3 Véase a folio 98.
4 Véase a folio 910.
5 Véase a folio 23.
6 Véanse las declaraciones a folios 681 y 731, respectivamente.

DESCARGAR RESOLUCIÓN AQUÍ:

Pin It on Pinterest